Proceso de producción
Explore El Maestro que lleva dentro

Proceso de producción

La leche de buena calidad es la base de nuestros quesos. Los verdes prados holandeses proporcionan el entorno ideal para que nuestras vacas produzcan la mejor leche, y todos los días, nuestra empresa recibe leche fresca de sus granjeros. Antes de que la leche abandone al granja, se toma una muestra de calidad de la misma.

 
 

Y antes de ser utilizada para producir el queso, se somete a tres procesos.

Termización:

  • La leche se calienta muy brevemente a una temperatura de 63 °C para mejorar su calidad bacteriológica.

Estandarización:

  • El contenido en grasas se lleva al nivel adecuado mediante un proeso de centrifugación fuerte. Este nivel varía, y depende del tipo de queso que se esté produciendo.

Pasteurización:

  • La leche se vuelve a calentar, esta vez a una temperatura de al menos 72°, y se vuelve a enfriar rápidamente para destruir cualquier bacteria dañina.

Proceso de producción del queso

  1. Se añaden a la leche los fermentos lácticos, para convertir la lactosa en ácido láctico. Se añade el cuajo, para asegurarse del grosor de la leche.
  2. Pueden utilizarse muchos tipos y combinaciones de fermentos lácticos y cuajo, dependiendo del tipo de queso que se esté fabricando.
  3. Una vez que la leche se ha convertido en una masa sólida, se corta para separar el líquido (suero) de la parte gruesa (requesón). El requesón es el elemento básico del queso. El suero se extrae y es utilizado en muchos otros productos.
  4. El requesón se transporta en moldes de queso, donde se presionan durante una hora aproximadamente, para que alcancen su forma.
  5. Cada queso tiene su distintivo particular, que indica de qué tipo es, su contenido en grasas, el país de origen y su número de serie. Esta marca hace posible el seguimiento del proceso de producción del queso. También demuestra que se han seguido todos los requisitos establecidos en la legislación holandesa de productos lácteos.
  6. Una vez que el queso ha adoptado la forma adecuada, se baña en salmuera durante 2-5 días, donde adquiere el contenido adecuado de sal necesario para su conservación y sabor característico.
  7. Durante el proceso de producción, el queso adopta su forma final, pero todavía no está listo para su consumo. El proceso de maduración del queso es extremadamente importante, puesto que se producen todo tipo de transformaciones biológicas que le confieren su sabor y aroma particulares.
  8. FrieslandCampina dispone de una variedad de estancias de maduración que garantizan las condiciones óptimas de maduración. El queso se deja madurar en estanterías de madera que absorben la humedad. Debe voltearse con frecuencia con el fin de prevenir que pierda su forma.
  9. A medida que el queso madura, va cambiando de carácter, perdiendo humedad y aumentando el sabor. El queso se monitoriza a lo largo de todo el proceso, con el fin de mantener los elevados estándares de calidad.
  10. Los quesos de FrieslandCampina experimentan un periodo de maduración que varía entre 4 semanas para quesos suaves, y más de un año para quesos madurados.
  11. Una vez que el queso ha madurado lo suficiente, se sella con una capa de parafina que concluye el proceso de maduración y protege el queso.