Tabla de Quesos
Explore El Maestro que lleva dentro

Tabla de quesos

Tanto si es para una fiesta formal o de postre después de la cena, una tabla de quesos es una forma estupenda de agasajar a los comensales.

Me llamo Jennifer Joyce, soy experta en comida y voy a hablaros de cómo crear la tabla de quesos ideal..

Durante los últimos diez años he escrito recetas y comidas de diseño para algunas de las mejores revistas en el tema. Estoy a punto de crear platos que hacen la boca agua.

Tanto si es para una fiesta formal o de postre después de la cena, una tabla de quesos es una forma estupenda de agasajar a los comensales.

Se pueden utilizar quesos de cualquier parte del mundo, así que os voy a enseñar cómo crear una deliciosa muestra internacional de quesos. También veremos el ejemplo de una tabla de quesos típicamente holandesa.

 

Sólo hay dos cosas que hay que recordar para crear la tabla de quesos perfecta:

  1. Que sea sencilla
  2. Que haya contraste de variedades y sabores

Elección del queso:

  1. Elige uno fuerte, uno suave, uno azul y uno especial
  2. Elige distintos tipos de leche –queso de vaca y de cabra
  3. Utiliza entre 3 y 5 quesos. Una cantidad mayor saturaría el paladar
  4. Es bueno pensar en la presentación de la tabla: elige distintos estilos, texturas, sabores y colores:
    • Queso fuerte (por ejemplo, cualquiera de las Masterpieces: Rembrandt, Vincent, Vermeer)
    • Queso suave (por ejemplo, camembert o brie suave)
    • Queso de cabra (por ejemplo, un Frans Hals)
    • Queso semi-duro (por ejemplo, Edam o Gouda suave)
    • Queso azul (por ejemplo, Stilton, Roquefort, Shopshire, azul danés, Gorgonzola)

Presentación

  1. ¡Permita que el queso se presente en todo su esplendor! Escoja algo sencillo, como una tabla de madera o mármol; una hoja de higo o papel lustroso también son un buen añadido.
  2. Disponga de un cuchillo para cada queso, y asegúrese de proporcionar uno afilado para los quesos fuertes.
  3. Haga saber a sus comensales de qué quesos se trata; si tiene tiempo, coloque pequeños carteles con sus nombres.
  4. No olvide los aderezos, que potencian y complementan los quesos –véase la sección de maridajes para algunas ideas. Coloque cada aderezo con el queso con el que mejor funciona y haga saber a sus comensales por qué ha escogido esa combinación.
  5. Colóquelos a temperatura ambiente una hora antes de servirlos, para que obtener el máximo sabor del queso.
  6. Cantidades: separe entre 30 g y 50 g de queso por persona para una fuente para fiestas, y entre 75 g y 100 g para consumir como postre después de la comida.